Celíaco, alérgico y sensible al gluten. Las diferencias?

Actualizado: jul 6




¿Conoces la diferencia entre ser celíaco, alérgico o sensible al gluten? Para iniciar hablar de este tema es importante conocer el centro del dilema y para ello hablemos primero del agente responsable: El gluten, este es un tipo de proteína presente en el trigo, la cebada, el centeno o la avena y en otros cereales como son la espelta (también llamada trigo salvaje) y el triticale (cereal mezcla de trigo y centeno). ¿Es dañino el Gluten? En personas sanas el Gluten NO genera reacción alguna por lo cual es completamente INNECESARIO llevar ”Dietas etiquetadas como #LibresDeGluten” con la simple finalidad de bajar de peso o modas de momento… Sin embargo, en personas celiacas, alérgicas o sensibles otra es la historia…

¿Cuál es la diferencia en estas condiciones?


El Celiaco: Presenta una intolerancia permanente y crónica al gluten, las personas que padecen esta condición, están predispuestas genéticamente. Afecta 1/100 personas y generalmente se caracteriza por una lesión a nivel de la mucosa del intestinal y atrofia de las vellosidades intestinales.

El Alérgico: Genera por una respuesta inmunológica de hipersensibilidad inmediata que puede desarrollarse a cualquier edad, tiene una baja incidencia y se diferencia de la anterior porque los síntomas se presentan de forma inmediata.

El Sensible: No puede ser calificado como intolerante o alérgico, sin embargo la presencia del Gluten en su alimentación le genera malestar y enfermedad. Sus síntomas son muy parecidos a los de la enfermedad celíaca y comparte algunos con la alergia al trigo, por lo que precisar su diagnóstico puede ser complejo y se estima que más del 90% de afectados o Sensibles al Gluten no cuentan con diagnóstico. Al contrario del celiaquismo y la alergia, esta condición suele ser transitoria, pudiendo resolverse tras un periodo de alimentación sin gluten no inferior a 1 o 2 años.


¿Qué hacer en caso de padecer alguna de estas condiciones? – Asesorarse con Nutricionistas y Profesionales especialidos en el área. Trabajar en conjunto en el diseño de un Plan Nutricional Libre de Gluten que se adapte a las necesidades, gustos y preferencias. – Educarse; Investigar, ser curioso y leer los etiquetados de los alimentos a consumir es de gran importancia para el tratamiento y bienestar de quienes padecen esta condición. Si desconfias NO los comas, cuida tu salud y protege a tu intestino. – Buscar y ENCONTRAR alternativas y sustitutos de los alimentos que de forma segura o posiblemente puedan contener Gluten. Cada país cuenta con listas oficiales que refieren las marcas certificadas y con seguridad pueden consumirse a la hora de sufrir de celiaquía, alergia o sensibilidad al gluten. – Apoyarse: La mayoría de los países cuentan con grupos de apoyo a fin de entender las significancias de este tipo de condición y además trabajar en conjunto por la defensa de sus derechos al libre acceso de estos alimentos y normativas que aseguren las condiciones higiénicas y alimentarias con las que debe contar un alimento ‘‘Libre de Gluten’’ manufacturado o preparado a nivel de restaurantes o cadenas de comida.


¡Cuida tu salud y la de los tuyos, si te gusto el tema comenta y comparte!


Nta. Alejandra Rivero

Instagram: @Nutricionenbalance


  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
Nutrición en Balance SPA. Todos los derechos reservados