Dieta baja en FODMAP

Los FODMAPs (del acrónimo en inglés, oligo - , di – , mono – sacáridos y polioles fermentables), son una serie de carbohidratos que son fermentados en el colon debido a su digestión incompleta a nivel de intestino delgado, y que se encuentran principalmente en algunas frutas, verduras, legumbres, frutos secos, cereales, lácteos, edulcorantes, entre otros alimentos.


Dentro de sus mecanismos de acción, se encuentran: 1) aumentan el contenido de agua a nivel de intestino delgado, 2) tras fermentar, aumentan la producción de gases (hidrógeno, metano y dióxido de carbono), y 3) producción de ácidos grasos de cadena corta (AGCC).


En individuos sanos, los fodmaps actúan como prebióticos naturales y nutrientes fundamentales para la mantención de una microbiota intestinal equilibrada, sin embargo, cuando existe disbiosis (desequilibrio en la cantidad y diversidad de nuestros microorganismos intestinales) y sobrecrecimiento bacteriano intestinal, su fermentación es excesiva, pudiendo todas estas acciones producir y exacerbar síntomas gastrontestinales como dolor y distensión abdominal, gases y alteraciones en la digestión.


A pesar de que la calidad de la evidencia es cuestionable, distintos estudios en humanos han documentado la eficacia del uso de una alimentación baja en FODMAPs a corto plazo para el tratamiento de síntomas gastrointestinales funcionales, principalmente para los asociados al Síndrome del Intestino Irritable (disminución entre un 50 a un 70% de lo síntomas).


Su intervención clínica consiste en restringir la ingesta de FODMAPs durante 4 a 8 semanas para evaluar la respuesta de los síntomas y favorecer la restauración de la salud intestinal.


Sin embargo, su uso a largo plazo y sin supervisión de algún profesional experto, podría producir algunos efectos adversos, como:


1) Disminución de fibra prebiótica: La restricción de alimentos ricos en fibra prebiótica podría disminuir la producción de ácidos grasos de cadena corta anteriormente mencionados, y por lo tanto, su actividad trófica y protectora en nuestro epitelio intestinal, pudiendo afectar la concentración de algunas bacterias intestinales y sus funciones en nuestra mucosa y barrera intestinal.

2) Constipación: El no utilizar alternativas adecuadas de alimentos bajos en FODMAPs y ricos en fibra al mismo tiempo, podría incluso promover o empeorar la constipación, muy comúnmente presente en personas con Síndrome de Intestino Irritable.

3) Deficiencia Nutricional: Al ser una alimentación restrictiva, podría producir no sólo una reducción del aporte de fibra, sino también de calorías, hierro, calcio y antioxidantes naturales como ciertos flavonoides, carotenoides, vitamina C, antocianinas, entre otros.

4) Incrementar desórdenes alimentarios en personas en riesgo.


Es importante destacar, que la mayoría de los riesgos mencionados pueden ser evitados si son monitoreados por profesionales entrenados y revertidos al realizar una adecuada reintroducción de alimentos.


Por lo tanto, es una excelente herramienta como parte del tratamiento de síntomas gastrointestinales, siempre y cuando se tenga un diagnóstico y contexto claro de sus causas, y por lo tanto, de su tratamiento completo, integral y probablemente exitoso.


Restringir alimentos sin tener claro que está sucediendo, sólo alivia los síntomas, pero no trata la o las causas, y a largo plazo y mal planificada podría incluso empeorar la disbiosis intestinal asociada. Además, las disbiosis vienen generalmente acompañadas de daño a nivel de mucosa grastrointestinal, alteración del sistema inmune, eje intestino – cerebro y permeabilidad intestinal, inflamación de bajo grado, entre otras consecuencias..., todos factores que deben ser abordados dentro del tratamiento.


NO HAGAS DIETA BAJA EN FODMAPS, si no tienes claro qué sucede detrás de ésos síntomas, y menos sin supervisión de un profesional de la salud entrenado.., es probable que puedan mejorar tus síntomas por unas semanas, pero también que al reintroducir, los síntomas reaparezcan, e incluso que sean de mayor intensidad y/o frecuencia.


No tolerar eternamente distintos alimentos ricos en fodmaps NO ES NORMAL, y es REVERSIBLE.


Sé amorosx y responsable contigo mismx, asésorate adecuadamente y recorre el camino completo y de raíz.


Constanza Lesser B.

Nta. Integrativa - Mg. Nutrición Humana


Bellini M., Tonarelli S., Nagy A., Pancetti A., Costa F., Ricchiuti A., et al. Low FODMAP Diet: Evidence, Doubts, and Hopes. Nutrients. 2020.


Ooi S., Correa D., Pak S. Probiotics, prebiotics, and low FODMAP diet for irritable bowel syndrome – What is the current evidence?. Elsevier ltda. 2019.


183 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo